NEBULIZACION: La forma más natural del agua aplicada a tus proyectos

 La forma más natural de enfriamiento del ambiente, hoy es una realidad. Gracias a la pulverización de aire por nebulizacion, se puede conseguir y sin tener que gastar electricidad. Los nebulizadores son la opción más económica para conseguir bajar la temperatura, si estamos al exterior. Su instalación es muy sencilla y se pueden situar en las terrazas, los  patios o los porches  de una casa, o en los restaurantes y en cualquier otro lugar, donde se quiera refrescar el ambiente de una forma natural. Pueden conseguir que la temperatura baje más de 10 grados.

 
Es un sistema que se viene utilizando en las terrazas de algunos restaurantes y en los parques de atracciones, para disfrutar de  temperaturas agradables cuando hace mucho calor.  Al pasar por una zona en la que se ha instalado un nebulizador, se nota un efecto de spray de agua, que refresca el ambiente de una manera agradable.
 
El sistema de nebulizacion o también denominado pulverización de agua, consiste en: trasformar agua en un vapor tan fino que, al salir al aire: reduce la temperatura, aporta humedad al ambiente y refresca. Los sistemas de nebulizacion pueden ser de dos tipos:
El sistema doméstico de baja presión: es el que utiliza agua del grifo. Pensado para uso doméstico o para pequeños negocios, no utiliza energía, simplemente hay que conectarlo a un grifo y su instalación es muy sencilla.
 
El sistema de alta presión o sistema profesional necesita la instalación de una bomba de agua, está diseñado para los negocios con grandes terrazas o para instalarse en jardines grandes o en parques de atracciones. El nebulizador trabaja con una presión alta, a partir de los 70 bares, con ella atomiza el agua y la transforma en gotas tan pequeñas y finas, inferiores a 50 micras, que no mojan.
 
Ambos tipos de nebulizador  son sistemas que apenas gastan energía y agua. Por ejemplo, un nebulizador de 6 toberas con un diámetro de 0,3 mm, consume 3 litros de agua cada hora. Son muy fáciles de instalar, utilizan agua potable, con su uso se purifica el ambiente, se eliminan olores y se contribuye a precipitar el polvo y otras partículas suspendidas en el aire. Los nebulizadores son respetuosos con el medio ambiente, no generan gases contaminantes ni tóxicos. Son baratos de adquirir y de mantener. Pueden ser  programables, ya que, algunos incluyen un temporizador de pulverizado, para seleccionar la frecuencia deseada.