APLICACIONES


Descubre todas las posibilidades de aplicación de los sistemas de climatización BRUMIZONE.


Industria Textil

Hace ya muchos años que se utilizan los humidificadores en la industria Textil. Un tipo de humidificador antiguo que se usaba mucho era el de "disco centrífugo", que se colgaba del techo o se montaba en la pared. Trataba básicamente con un depósito del que goteaba agua a un disco giratorio, distribuyéndola al aire. Desgraciadamente, un depósito de agua proporciona una fuente considerable de contaminación y las bacterias se      pueden reproducir rápidamente. Esto daba como resultado que los trabajadores padecieran unos síntomas similares a la gripe, como opresión en el pecho, dolores de cabeza y ojos irritados.

HUMEDAD Y COMPOSICIÓN DEL  HILO

La tela de algodón seco absorbe alrededor del 7% de propio peso en agua y un hilo sintético seco como el nylon 2.3%. El peso específico de la lana, representa hasta un 18% de agua.

CONTROL DE POLVO

Con nuestros sistemas de humidificación es posible reducir el problema de partículas en suspensión.

Al tiempo que humedecemos el ambiente, conseguimos que la molécula de agua atrape a la de polvo reduciendo así que las partículas en suspensión se propagen fácilmente y ensucien fibras y tejidos.

 ENFRIAMIENTO ADIABÁTICO

La industria textil también puede beneficiarse del efecto de enfriamiento proporcionada por nuestros sistemas de  humidificación de alta presión. Las gotas de agua de neblina son rápidamente absorbidas por el aire, la evaporación disminuye las temperaturas en épocas estivales de calor. El resultado es un sistema de refrigeración natural.

 El nivel de humedad correcto, por lo general entre 55% y 70% HR ofrece como resultado un producto de mejor       calidad con el mínimo tiempo de inactividad, menos residuos de producción, aumentando los beneficios.